Fascinación Acerca de challas por mayor

127 La carencia de un espacio sobrevino por razones obvias y El Labrador hizo eco de ello. Melipilla merece, con creces, un lado conocido hermoso y perfectamente dispuesto donde hubieran salas de exposiciones, de conferencia, de gran pantalla mayor y, por supuesto una gran sala de espectáculos para varios cientos de personas a la momento. Esto no es utópico sino una realidad que con esfuerzo e inteligencia podemos ganar 278, publicaba en un editorial titulado Un teatro para Melipilla, en medio de la incomodidad de una itinerancia de actividades artísticas en lugares no adecuados para ellas. El llamado del boletín no tuvo ninguna recibo por parte de autoridades o empresarios. Lo que sí reconocía la ciudad es que necesitaba un espacio para la cultura, como le llamaban a la demanda por un lado donde acoger distintos talleres de disciplinas artísticas, exhibición de exposiciones y conciertos. Intentando aunar esfuerzos y dotar de una orgánica institucional al quehacer cultural, el municipio creó un Centro Cultural Municipal a fines de Alojado en el municipio, pasó en pocos meses a reconocer de la Corporación Municipal de Melipilla para la Educación y la Vigor, acusado de tener una gestión discreta cuando funcionaba como parte de la Municipalidad 279. Este centro cultural, dirigido por Roberto Mesa 280 y que funcionaba sin presupuesto, pasó a aguantar el nombre de José Claseán Zumelzu, padre de un conocido comerciante de origen árabe, que facilitó para su funcionamiento La Casona de calle Vargas N 449, una antigua vivienda de grandes dimensiones. 278 El Labrador, 8 de febrero de El Labrador, 29 de marzo de De acuerdo a la narración de Mesa, llegó a ese cargo por proposición de la Gobernación Provincial de aquel entonces.

Habíamos empezado a concursar con música chilena. Fue un concurso muy grande. Cuando empezamos no había mucha Familia, pero como a mi me gustaba la ranchera, nos dimos cuenta que cuando la cantábamos la Parentela se volvía loca Les gustaba más que la música chilena! Ahí le dije a mi hermano hagamos un repertorio más mexicano y llenábamos, fue un éxito tremendo lo que pasó en ese festival y ha sido el que nos ha poliedro para vivir. Por ese concurso somos lo que somos, sino no hubiéramos hecho la carrera que hicimos. Ese es el memoria de Fernando Bustos, que con Ismael inició, mantuvo y expandió el género ranchero en Ají, siendo un éxito de ventas a lo largo de cinco décadas. Éxito que se inició por esos días de 1965, en que Fernando rememora como una detalle que a los ganadores los elegía un Comisión que debía tener cuidado de no ir en contra del litigio del sabido. Sí existía un Junta, pero esa oportunidad les tiraron huevos, porque nos dijeron que no podíamos competir, porque parecíamos profesionales, pero no lo éramos, no habíamos huecograbado siquiera, teníamos el deseo de hacerlo, eso sí. Con su programación, obras, shows y concursos, las condiciones parecían ser ideales para el concesionario del Teatro Serrano. No obstante, éste optaba por evitar abonar la mensualidad. En finalidad, no terminaba febrero de 1966 y el concejo municipal estaba encabritado. Francisco Werchez, corregidor en ese momento, notificaba públicamente a José Massoud para que pagara los meses de arriendo, patentes y póCompetición de seguros adeudada 210. Pero remotamente de acatar, el aludido se reunió con Werchez y le dijo 210 El Labrador en enero de 1966 daba cuenta del interés de la empresa González y Venturino por tomar la concesión del Teatro Serrano y del problema que significaban los meses de mora en el plazo del arriendo por parte de Massoud, a quien también se le acusaba de no ocurrir cancelado patentes y pólizas de seguros

En general, estas fisuras no son motivo de preocupación y no hay aventura de daños estructurales en la edificación. Debe entenderse, que las fisuras descritas corresponden a la forma que tiene la estructura de liberar tensiones y asentarse definitivamente en su emplazamiento, lo que puede durar un tiempo relativamente amplio. Existe además otro tipo de fisuras que corresponden a la unión entre distintos tipos de tabiques y tabiques con muros. En estos encuentros incluso se pueden presentar fisuras en la unión de elementos y materiales distintos que trabajan en forma diferente. De aparecer esta grieta, tampoco causa ningún tipo de daño estructural y por lo tanto no debe causar preocupación. En Militar, podemos afirmar que las fisuras no deben preocuparlo, pues está previsto que ellas ocurran. Se recomienda esperar unos meses, después de aparecida la corte, para que usted haga el mantenimiento correspondiente y necesario que asegure el buen aspecto estético del inmueble.

Más tarde, Aniceto Palza reformó la coreografía y el atuendo de los primeros Pieles Rojas, formando un nuevo conjunto. El danza de los Pieles Rojas es Cerilla, acrobático y ceremonioso. Sus integrantes bailan con lanzas, hachas de chonta y cuchillón de madera. En sus saltos y vueltas se parecen a los chunchos, de los que han derivado. Uno de los números más celebrados es la danza del fuego que se ejecuta el día 15 de Julio en la Indeterminación. Saltan hasta la alborada por sobre grandes fogatas que hacen de ramas de chamiza, regaladas hasta hace poco, por Alfredo Delgadillo, párroco de Santa Teresita y jerarca eclesiástico de los bailes.

11 Chutas Los Chutas, Aljeris o Cocoreños, representan a un mercader de productos nativos que cumplía una obligación gratuita para el dueño de la hacienda. Debía resistir a al casa del patrón el día sábado y desempeñar por una semana el oficio de cancerbero. Dormía en el suelo, se cubría con andrajos, se alimentaba de desechos, cuidaba la puerta día y Incertidumbre y recibía de pago los golpes de sus patrones terratenientes. El traje de Chutas tiene un aire mestizo inconfundible, está realizado de adornos y colores. Su camarada usa delicados vestidos brillantes. Porta en sus chuspas challas que reparte por todas partes, llena de color y festividad a los asistentes, como un aspecto de carnaval.

12 privados persiguen racionalmente la maximización de sus intereses 27. En este último caso, el centro de la integración social no sería el espacio del teatro, sino que el mercado. Pero en el caso de Melipilla, el Mercado tuvo descenso importancia, correcto a su poca duración por los pero lejanos inicios del siglo XX 28. Incluso la flagrante Feria 29 emerge cuando ya existe propiamente una universalización del caudal capitalista como forma de coordinación económica. Sin bloqueo, es menester destacar el aspecto socializador eminentemente ritual de la feria contemporánea chilena, del ver y encontrarse al igual que en los teatros, donde los individuos salen a su coincidencia en el ámbito de las relaciones cara a cara Op. cit. Cousiño, p Gracias a la revisión de prensa que realizamos a lo prolongado de la investigación, hemos podido identificar que, efectivamente, en Melipilla hubo un Mercado Central de la ciudad, sin embargo, éste tuvo una duración breve, remontándose a la término de 1910 (ver página 72). 29 Existe información contradictoria respecto de la aparición de la Feria Osado en Melipilla. Hernán Bustos, autor de Historia de Melipilla, data la creación de la primera feria desenvuelto de la ciudad el 2 de febrero de 1947 (al respecto: Bustos, Hernán, Historia de Melipilla, Melipilla, Chile, Ilustre Municipalidad de Melipilla, 2010, p. 231). Sin embargo, de la revisión de fuentes documentales, hemos podido establecer que el origen de la primera feria libre al menos la primera del siglo XX data de Ahora bien, lo que actualmente se conoce como la Feria Libre de Melipilla corresponde a la Asociación Gremial de Ferias Libres y se fundó en El lado que ocupan las transacciones monetarias en la Feria debe ser matizada incluso a través de otras dos prácticas realizadas a diario en estos espacios de acercamiento social, que son el fiar de los feriantes a aquel amigo o conocido sin cobrarle intereses, lo que no sería propio de una Hacienda propiamente monetaria. Y la dinámica variación de los precios en cuestión de pocos minutos, por razones que muchas veces no tienen que ver con el categoría de la demanda ni con el valencia de cambio, sino con el valor de uso de los productos. Siempre los precios al inicio de la Feria son los más caros, esto porque se pueden conseguir los mejores productos en ese momento, y no en torno a el final. Por lo tanto, la escasez no hace subir el valía de los productos, sino, muy por el contrario, estos bajan fuertemente oportuno a que los que van quedando son los de peor calidad.

Corría 1932 y las esperanzas de un teatro municipal se desvanecían. Fue en ese entonces cuando apareció la decisión de la grupo De la Presa. Potentados inmigrantes españoles, habían fundado la Casa Presa Hermanos en 1870 sobre el costado oriente de la Plaza de Armas, manteniendo un surtido en el que, textualmente, todo lo que se vendiera en el mercado lo tenían ellos. Esta clan, que adquirió diversos terrenos en la zona, había cultivado un distinto afecto por Melipilla producto de un afortunado montaña. Así lo recuerda Fresia De la Presa, nieta de los primeros que llegaron desde la península ibérica a Melipilla. Mi antecesor Manuel De la Presa Casanueva, cuando se casó con mi abuela Manuela, recibieron Interiormente de los regalos un delirio 99

Por este salón de calle Serrano pasaron las compañías del gachupin Juan Robles Vega, integrado por Manolita Silles y Carideo González, en septiembre de 1928; el conjunto de variedades de Nemesio Martínez, con couplets, sainetes, monólogos y sketchs, en 1930; mismo año en que volvió a Melipilla Pepe Rojas. Dos abriles luego, visitó la ciudad la compañía Campos Huidobro con la representación Pasión Criolla, de Nicanor de la Sotta y La Apero Vacía, de Armando Moock. Estas representaciones tenían éxito, mas el séptimo arte ocupaba la mayor cantidad de tiempo del Esmeralda. Los viernes populares iban admisiblemente, el equipo sonoro funcionaba, el cinematógrafo sonaba y atraía con su programación variada de cowboys, dramas, comedias, aventuras y guerras. La Fiesta de la Primavera de 1932 brindaba regocijo con una rico programación y una velada bufa que reunió bailes rusos, danzas orientales, monólogos cómicos y un tenor en escena. Todo el mundo, tras este acto, estaba invitado al Hotel 21 de Mayo para un gran bailable. Irían los de siempre a este hotel, que por décadas sería unidad de los centros sociales de la comunidad melipillana, con su cancha de bolas, sus reuniones políticas y sociales y su generosa mostrador. Irían todos con la conciencia de que esa fiesta de la primavera festejada en diciembre, al filo del año nuevo, sería la última en el Esmeralda. Pero Bancal de público conocimiento que la Empresa Presa y Cía. levantaría un teatro en la Plaza de Armas por un total de $ pesos. De manera oblicua, la comuna lograba un anhelo atesorado en lo más profundo de sus ambiciones. Y lo construiría la comunidad más importante de la colonia españoleaje en Melipilla. Esto es, precisamente, lo que se presenta en el próximo capítulo, el inicio de un teatro que es vicario de esta iniciativa

9 mos culturales valorables y patrones a imitar. Era igualmente la máxima distracción ciudadana y, poco a poco, se convertía en unidad de los epicentros de la disputa por las narraciones que se ponían en recreo, y que tendrá con la irrupción traumática de la cuestión social una de sus primeras pugnas entre una entrada y disminución cultura, y, como aunque se mencionó, entre las estéticas europeas y la búsqueda de una estética propia. Durante el último cuarto del siglo XIX, el teatro todavía se vuelve propiciador de una potencia creadora 15, pues progresivamente en suelo Doméstico se comienzan a crear obras y a formar compañíCampeón que florecen a partir de la zarzuela 16. Para 1900, Ají ya contaba con un historial en la creación teatral de este tipo, puesto que en los 30 primaveras previos existieron dieciséis compañías de zarzuela. Los teatros se tornaron incluso espacios necesarios para el desarrollo mismo de compañíTriunfador teatrales. Si ayer eran utilizados solamente para los montajes de elencos extranjeros o nacionales, a poco marchar se convirtieron en el emplazamiento para ensayos y en una indigencia para las compañías locales y sus comunidades, que interesadas en estar sobre el proscenio 17 formaban pequeñCampeón agrupaciones al cornisa de ateneos y establecimientos educacionales. El teatro, como espacio social y exquisito, se constituyó, luego, en un sitio de avenencia, en donde su partida o presencia no Bancal un asunto trivial para la actividad creadora y performativa del arte. 15 Op. cit. Piña, pp Op. cit. Piña, p Op. cit. Piña, pp Algunas cuestiones preliminares En particular, la historia social de los teatros en Melipilla está marcada por diversas transformaciones, hasta llegar a la debacle de estos espacios.

Sin bloqueo, con el fin de que sean eficaces, los radiadores de cualquier tipo se calientan, especialmente en su frente metálico. Si hay posibilidades que personas de antigüedad descubierta, enfermas o niños pequeños, se queden solos en la proximidad de un radiador, se deben tomar precauciones para fijar que no puedan tener un contacto prolongado con el artefacto. Recomendamos que se coloque una protección aproximadamente del radiador, como es habitual con algunos tipos de artefacto de calefacción en circunstancias similares No cubra las superficies del radiador y no obstruya las rejillas de horizontes de aerofagia, aunque que puedan provocar temperaturas excesivas que pueden ser peligrosas. Por ejemplo no coloque ropa, tejidos o cualquier material combustible sobre el radiador, deje como pequeño un espacio de 250 mm entre las cortinas y la parte superior o 75 mm de los extremos del radiador, y no permita que se empuje ningún mueble contra el radiador. No intente mover el radiador. No se siente o apoye en el radiador. No derrame liquido, sobre el artefacto. Si lo hace, asegúrese de apergaminarse aceptablemente los sectores mojados para evitar posible oxidación. No introduzca objetos, a través de la rejilla.

Podía exhibir perfectamente las películas que iban a averiguar a las distribuidoras capitalinas y que traían con los afiches y fotografíCampeón que se disponían en el foyer. Cuánto demoraban en conservarse a Melipilla desde su estreno en Santiago? Cerca de de un mes y medio, lo que no Bancal un problema. Lo que sí constituía un problema es que como los rollos de película eran pasados de ciudad en ciudad, en ocasiones las cintas llegaban cortadas o pegadas. Peor aún, para los espectadores, era que ciertos filmes duraban menos de lo presupuestado. Míticas son las funciones de semana santa en que una película bíblica de 4 horas se reducía a 55 minutos, para Campeóní obtener más rotación de manifiesto. Al final Jesús aparecía, lo aclamaban y pero lo estaban crucificando, y vamos con la otra función, es uno de los saludos narrados sobre aquellas liturgias cinéfilas. Durante este tiempo, pocas de las grandes producciones de Hollywood llegaron a Chile. La industria estadounidense se negaba a mandar sus películas a un país socialista, que se perdía de ver los estrenos ganadores del Oscar. Las cifras indican que las películas estadounidenses que llegaron en 1973 fueron solamente un 18% del total 224 de filmes exhibidos en el país. Gracias a esto, producciones yugoeslavas, rusas, francesas e italianas click aqui comenzaron a ser conocidas por un público habituado al llanto, amores, balaceras, persecuciones y risas. Mientras tanto, ocurría el renacimiento del Teatro Serrano. El cinematógrafo de los grandes estrenos, como se autodenominaba, había iniciado un camino de exhibición de filmes en consonancia con Santiago, fomentado por la capacidad de gobierno que tenía Sottolichio, gracias a su sin embargo amplia y consolidada trayectoria como patrón del espectáculo. En el Serrano se 224 Op. cit. Mouesca & Orellana, p

70 entrada para ser todo oídos al pianista polaco Tadeusz Gorecki, quien se encontraba en una excursión internacional y se anunciaba como una suerte de nivel universal. En consecuencia, las familias y personas más potentadas de la ciudad acudieron a la velada y la prensa Triunfadorí lo haría saber al dar a conocer en los díCampeón previos los nombres de quienes habían adquirido sus boletos, entre los que se contaba a José Errázuriz, Rosa Arab, Ascanio Tagle, Francisco Werchez, Eladio Romanini y a las familias Ariztía Ruiz, González Viario y Lamarca Barros 186. En compendio, fueron tres fechas disímiles: la primera en el Serrano y de balde; la segunda en el municipio y aún sin costo; la tercera en dependencias edilicias pero pagada. Esta fue la breve trayectoria de un ciclo que no prosperó, como siquiera el museo de corte aristocrático que se proyectaba y que lícitamente para 1946 el municipio daba como un hecho. La inoperancia municipal y el fatuo intento del Círculo de Divulgación Cultural no fueron los únicos esfuerzos de coordinación cultural de la élite melipillana, aunque sí los más breves. Como ya se mencionó, al Conservatorio de Música, cuya labor docente era permanente entre los meses de marzo a diciembre, se le sumó el Cuadro Bello de la Escuela N 11. Bajo la Director de Marcos Bataller reclutó a personas interesadas en formar parte de un personal y sufrir a decorado obras dramáticas, especialmente de Armando Moock y que, tras una pausa, continuó de la mano de las profesoras Isaura Gabán, Graciela Valenzuela y Elsa Segura. Su comisión era presentar obras teatrales con el afán de satisfacer el interés de miembros de la comunidad y siempre atinar una mano a beneficios escolares.

20 En Militar, la posición de paso de energía de los interruptores automáticos que componen los tableros alega al sucesivo esquema: Interruptor conectado: manilla de accionamiento en posición en lo alto. Interruptor desconectado: manilla de accionamiento en posición debajo. Operación cibernética por condición de Defecto: manilla de accionamiento en posición intermedia. Para reconectar el interruptor es preciso, como operación previa, descender completamente la manilla y luego levantarla hasta la posición superior. En caso que la desconexión persista, debe revisarse la instalación hasta detectar y reparar la falla. El esquema pertenece a Consultorio e Inversiones Sergio Alemparte Eirl. y fue ejecutado por la empresa Inmelep Ltda. Todo el sistema de canalización y alambrado de las instalaciones eléctricas ha sido ejecutado estrictamente de acuerdo al plan minucioso especialmente para ese objeto, y de acuerdo a todas las normativas vigentes. Incluso se ejecutaron todas las canalizaciones de las corrientes débiles del proyecto.

123 fuera del presupuesto para ingerir y remunerar los servicios básicos. Un ejemplo de esta precariedad fue que todo lo recaudado se destinó a la negocio de un instrumento musical para el Coro Polifónico. La obra agradó, la cercanía temática de mitologíCampeón absolutamente extendidas en la zona y de mujeres campesinas como cualquier chiquilla de los valles que riega el río Maipo, fueron recepcionadas de buena forma por la comunidad. Gustaba de estos relatos el notorio y lo demostraría nuevamente con una monumental presentación que replicaría las características identitarias de un pueblo-ciudad, construido en territorio de haciendas e inquilinos. Mama Rosa 275, una de las obras más emblemáticas del teatro chileno, se presentó en el estadio Techado, precedida de seis meses consecutivos en cartelera en los teatros de Santiago. Con un cabida asegurado, el diario local daba gracias por la visita del personal de la Universidad de Ají. La providencia de Altísimo ha permitido que esta obra, que fue denegada a la Ilustre Municipalidad de Viña venga a presentarse en nuestra ciudad por motivos personales, con objeto de reunir fondos para la construcción de la casa parroquial de la Sagrada Tribu 276. Luis Gómez, un muchacho para esa época y que años posteriormente acertaría los exámenes para ingresar a estudiar teatro en la Universidad de Pimiento, rememora ese día. asociados al crecimiento del endeudamiento y aumento de las tasas de interés internacionales, desde mediados de 1979; y el tercer shock tuvo que ver con la caída en los términos del intercambio acertado a la disminución del precio del cobre. Al respecto: op. cit. Ffrench-Davis, pp. 174 y ss. 275 La historia, creación de Fernando Debesa, relata la vida de la aristocrática grupo Solar Echeverría desde inicios del siglo XX hasta la plazo de 1950, fijando como individuo de sus ejes a la empleada de la casa, Rosalinda, a quien se le claridad Mama Rosa.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Fascinación Acerca de challas por mayor”

Leave a Reply

Gravatar